cenefa gabinete comunicacion

Dejaron Huella: Manuel Broullón Lozano (Licenciado en Comunicación Audiovisual – Promoción 2005- 2010)

Dejaron Huella: Manuel Broullón Lozano (Licenciado en Comunicación Audiovisual – Promoción 2005- 2010)
Decimonovena entrega en la sección “Dejaron huella”. El protagonista es Manuel Broullón, egresado de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla. El artículo ha sido escrito por el catedrático de Literatura Española de la Universidad de Sevilla, Manuel Ángel Vásquez Medel.

Investigador y creador, Manuel Broullón es uno de los alumnos y de los profesores más brillantes que han pasado por las aulas de la Facultad de Comunicación en sus treinta años de existencia.

Llegó Manuel Broullón a la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla en 2005, desde Cádiz, tras haber finalizado su Bachillerato con Matrícula de Honor y haber recibido el Premio extraordinario de Bachillerato de la Junta de Andalucía.

Durante sus primeros años en la Licenciatura de Comunicación Audiovisual, que cursó entre 2005 y 2010 no le pude conocer, pues fue el paréntesis en que estuve como Presidente del Consejo Audiovisual de Andalucía (2005-2008). Sin embargo, tan pronto me reincorporé en el curso 2008/9 a la docencia, tuve su presencia -con otros destacados compañeros, como Estrella Sendra- como uno de los mayores regalos en esos cursos finales de las asignaturas de Semiótica en la Facultad de Comunicación.

Broullón destacaba por su participación, por la inteligencia de sus preguntas -con mayor mérito aún ante algunos de los intrincados problemas que plantea la semiótica-, por su capacidad creativa y por su profundo sentido ético. Su solidaridad, su compañerismo, su capacidad de conectar con sus colegas y ayudarles no me quedaron inadvertidos. Broullón traía también las semillas sembradas por las clases de Elena Barroso, a la que tanto debe la Facultad de Comunicación.

Al finalizar sus estudios, Broullón decidió, tras consultarlo conmigo, cursar el Máster de Artes del Espectáculo vivo, dado su interés por las artes escénicas, muy conectado a su pasión por formas creativas alternativas en el ámbito audiovisual (por ejemplo, su capacidad para crear discursos audiovisuales llenos de poesía y/o pensamiento). De nuevo fui su profesor en “Semiología de la comunicación y de la representación”, y tuve el honor de dirigir su TFM, que obtuvo la más alta calificación, con el sugestivo título de Prometeo. Fragmentos para tres variaciones, en el que la calidad de sus propuestas audiovisuales iba acompañada de la calidad de la finura intelectual del análisis.

Cuando decidió acceder al nuevo Doctorado Interuniversitario en Comunicación optó por una línea que ya ha tenido fecundas aportaciones (“Comunicación, Literatura, Ética y Estética”), y que parecía haber sido especialmente diseñada para él, pues las cuatro palabras constituyen cuatro claves de su espléndida trayectoria creativa e intelectual.

He tenido el inmenso de trabajar codo a codo con Manuel en grandes proyectos:  como Becario de la Fundación de Investigación de la Universidad de Sevilla con cargo al Plan Integral para el Fomento de la Lectoescritura de la Universidad de Sevilla (2011-2013), impulsó grandes iniciativas y se ha convertido en un especialista en la elaboración de “Cartografías lectoras”. Una vez obtenida la Beca de Personal de Investigación en Formación (PIF) del V Plan Propio de Investigación de la Universidad de Sevilla (2013-2017), ha realizado una de las más extraordinarias Tesis Doctorales que he tenido el honor de codirigir (con la profesora Barroso y el profesor Navarrete). Poética y lógica del esbozo. Análisis del entorno digital desde la obra de José Luis Guerin es el título de una exhaustiva investigación que obtuvo la más alta calificación, con mención internacional tras sus estancias en la Università degli studi di Siena, Centro “Omar Calabrese” (2015) y Alma Mater Stvdiorvm – Università di Bologna (2016).

Desde entonces, y ya con el título de Doctor, ha prestado impagables servicios a la Universidad de Sevilla, en la que ha sido profesor tanto en el Departamento de Comunicación Audiovisual y Publicidad como en el de Literatura Española e Hispanoamericana.

Broullón, que ha pertenecido a los Grupos de Investigación “Transtextualidad y Nuevas Tecnologías: Aplicación para la enseñanza en Andalucía” (HUM-550) (2010-2018) y “Teoría y Tecnología de la Comunicación de la Universidad de Sevilla (GITTCUS, HUM-384) (2018 - …), al que sigue vinculado en la actualidad ha tenido importantes responsabilidades en revistas como Cauce o en la Directiva de la Asociación Española de Semiótica.

Ejemplo de altura intelectual, ética y estética, he seguido muy de cerca creaciones audiovisuales extraordinarias, como Circe Cinemática, dedicada a las relaciones de Francisco Ayala con el cine, tema sobre el que ha escrito el más importante ensayo hasta el momento; trabajos en el ámbito cultural como los documentales dedicados a Bécquer, Andrés Vázquez de Sola o Hazaña, y ficciones como “Te han matado tus ojos y el amor”.

Ha publicado en algunas grandes revistas de impacto, ha sido reconocido con varios premios en el ámbito audiovisual y ha sido siempre evaluado en los primeros lugares de la excelencia docente. Deja un vacío que va a ser difícil llenar en el Aula de la Experiencia, cuya sede de Rinconada ha dirigido.

Manuel Broullón ha dejado huella fecunda y positiva por donde ha pasado. Y la va a seguir dejando, por el importante futuro profesional y personal, académico y creativo que estoy seguro le depara el destino. Pero, como cervantino que es -hemos compartido talleres y seminarios extraordinarios sobre Cervantes en la literatura y el arte, o sobre Literatura, música y comunicación- sabe que “cada cual se fabrica su destino/ no tiene aquí Fortuna alguna parte”. Y él se está fabricando -a veces nadando contra la corriente- un hermoso futuro abierto, creativo, solidario y comprometido también con la magia del arco iris y la diversidad humana que a todos nos enriquece.

 

Manuel Broullón recibiendo el premio del Festival de Cine Universitario en Granada, en abril de 2011